Todo es f el ic i dá.

Todo         es     f el  ic i  dá.
Bienvenido a TODO ES "FELICIDÁ", blog oficial del artista plástico, escritor y poeta Jack Babiloni.

"1000 METROS CUADRADOS MENOS DE BELLEZA" {a propósito de la inminente demolición de TODO ES "FELICIDÁ" (2008), el gigantesco fresco de Jack Babiloni en Madrid (España)}


"
Estos días supe de la demolición inminente de una obra de arte que vi nacer. Vivía en Madrid y el pintor Jack Babiloni, con el que ya tenía una profunda amistad, se disponía a crear una obra sin precedentes en España y probablemente en el mundo entero. Habría que preguntarle a Mikel Silvestre si alguna vez se ha encontrado algo parecido. El reto era pintar por entero una fachada de un edificio histórico de Madrid sin un plan preestablecido, con la única promesa de improvisar sobre las paredes una reinterpretación de la mitología clásica. Un reto al alcance de muy pocos y que a más de mil sazonados artistas pondría los pelos de punta. Solo su extraordinaria capacidad para la improvisación y su conocimiento profundo de la pintura, demostrados una vez sí y otra también, logró convencer a propietaria y autoridades para avanzar con semejante ausencia de plan. Volvió a sorprender cuando comunicó que para dar luz a los 1000m2 de fachada usaría solo tres o cuatro colores, media docena de brochas y unos pocos cubos de pintura. Pero eligió la mejor y la más difícil de aplicar. La misma con la que se pintaron las fachadas de Viena hace más de un siglo, y que hoy lucen colores tan vibrantes como el primer día. La dificultad añadida, acabar cada paño de fachada antes de que secase el mortero que los albañiles iban aplicando inmediatamente antes de la intervención. De esta manera la pintura queda permanente integrada en el mortero mediante un proceso de cristalización que da al resultado final un brillo único característico de las pinturas ‘al fresco’.


Esta belleza ha sido su verdugo. Quienquiera que haya tomado esta decisión tuvo la oportunidad de pintar encima y ocultar la obra de su mirada durante el lapso de su cortísima vida permitiendo un futuro en el que la obra pudiese volver a ser vista, en el que otra gente más avanzada pudiera disfrutarla de nuevo. Otra opción más barata hubiese sido enfundarse un sombre de ala ancha o una pamela los días que saliese a tomar el aperitivo por las cercanías.
 
Por suerte la respuesta de Jack es seguir pintando. Mi deseo es que esta polémica se traduzca en mil ofertas para compensar la belleza perdida y alegrar otras fachadas del mundo.

Muchas gracias y mucha suerte, Jack Babiloni".

 
Daniel Fernández Celemín (Txurun)
Arquitecto, Artista Plástico y Escritor.
(Martes, 10 de noviembre de 2015)
@txurun (Twitter)